Los niños de Rusia: la historia de los niños que escaparon de la

Acerca de:Los niños de Rusia [Rafael Moreno Izquierdo]
Ventajas:dichas
Desventajas:dichas
Todos hemos oído hablar de los niños de la guerra y así se titula un libro que ha salido recientemente a las librerías. Es un libro que escribió Rafael Moreno Izquierdo, un señor que le echó mucha imaginación a su verdadera historia de los niños que se fueron para Rusia cuando las bombas caían sobre las ciudades españolas en una guerra cruel.

Nos dice este hombre que 32.000 niños fueron evacuados de la zona republicana. Son niños que mantienen sus costumbres españolas en la lejana Rusia mientras estudian para ser obreros especializados. En la Unión soviética preparaban muy bien a su infancia.

Esto no quiere decir que fueran muy felices por allí. Los niños españoles en la Unión Soviética tenían sus movimientos limitados. Querían tenerlos controlados. Por eso no les permitían viajar. Eran niños que estaban retenidos, sobre todo hasta la muerte de Stalin. Después, las cosas cambiaron para mejor.

Por aquí tampoco estaban las cosas fáciles para los niños que habían huido de la guerra. Franco decía que no los aceptaba hasta que no le devolvieran el oro robado. Era más importante el oro que los niños para el viejo caudillo de España. Primero el dinero, después los niños.

Los niños regresaron, por supuesto, pero no todos. Los que volvieron tuvieron que someterse a interrogaciones de la Cia. Los americanos se lo pidieron a Franco y el duro dictador dejó que interrogaran a los niños como espías pequeñitos. Un desastre. Decían que eran una fuente de información. Eran niños criados y educados en el marxismo. Por eso pensaban que le podrían contar muchas cosas del marxismo ruso.

No os recomiendo este libro. Es muy triste. Cuando lees que los niños querían volver por la comida y porque se sentían española lloras. Es horrible para un crío estar lejos de su familia, comiendo alimentos que no les gustan, sin ese cuento que piden todos los niños a los padres y madres para dormirse.

Con los niños crecidos venía gente mayor, algunos eran soldados de la famosa División Azul, sobre todo a partir del cuarto viaje. Cuando ven que no hay represalias, vienen los niños y vienen los grandes, fueran de la División Azul o fueran rojos. Entre tanto retornado, nos cuenta el autor de este libro, se cuela algún espía de la KGB.

Lo que me consoló fue que les dieran casa, que se les buscara trabajo y que los trataran mejor que a muchos españoles que sufrieron penurias en esta España nuestra. El régimen de Franco no quería que los niños se le volvieran a escapara para la Unión Soviética.
Fecha:09:25:42 05/08/17
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Ocio y cultura
Etiquetas:libros, historia, Guerra