Acerca de:Torre de Belém [Lisboa]
Ventajas:Todas
Desventajas:Que no la hayas visitado
¡¡Hola a todos!!

Como algunos de vosotros ya sabéis, hace un par de años en mis vacaciones visitamos nuestro país vecino Portugal. Y aunque no nos alojamos en la propia Lisboa, sí dedicamos mucho tiempo a visitarla.

Entre los muchos atractivos turísticos que nos ofrece, también pudimos visitar la Torre de Belem y os vengo a contar mi experiencia con la misma.

CARACTERÍSTICAS

La Torre de Belem es una torre defensiva situada en la ciudad de Lisboa, en Portugal. Fue construida por Francisco de Arruda y Diogo de Boitaca y se caracteriza por tener un estilo manuelino.

Esta torre defensiva a lo largo de su historia ha servido como: torre defensiva, prisión, faro y como centro de recaudación de impuestos. Se empezó a construir en el año 1516 y su estructura se divide en dos partes el baluarte y la torre.
En el año 1983 ha sido declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

PRECIO

A la hora de visitar la Torre de Belem, tienes varias opciones a la hora de comprar un ticket. Si compras el ticket de forma individual tiene un coste de 6 euros por adulto aunque la puedes combinar con la visita al Monasterio de los Jerónimos por 12 euros.

También la puedes combinar con el Monasterio de los Jerónimos más el Palacio de Ajuda por 16 euros.
Los niños hasta 12 años tienen la entrada gratuita así como los primeros domingos de cada mes que también es gratuita.

TRANSPORTE

La Torre de Belem se encuentra un poco lejos de lo que es el centro de Lisboa. Se sitúa a unos 6 kilómetros al oeste de la capital por lo que se hace prácticamente obligatorio adquirir un medio de transporte.

Para llegar hasta allí existen varias opciones: se puede coger tranvía, autobús urbano o tren.
En el tranvía deberemos coger la línea 15 para llegar hasta allí. Con el autobús urbano hay más combinaciones y las líneas 27, 28, 29, 43, 49, 51 y 112 son las que llegan hasta allí.

HORARIOS

La Torre de Belem permanece abierta para los turistas durante prácticamente todo el año. Su horario entre los meses de octubre hasta abril es de 10:00 a 17:00 horas. El resto de los meses abren de 10:00 a 18:30 horas.

La torre permanecerá cerrada todos los lunes, el 1 de enero, el domingo de Pascua, el 25 de diciembre y el 1 de mayo.

MI EXPERIENCIA PERSONAL

Pues como no, la Torre de Belem representa una atracción turística más en la ciudad de Lisboa. Son de esas atracciones turísticas que tienes que verlas sí o sí, así que un día nos dedicamos a visitar este lado de Lisboa.

Para llegar hasta allí es un poco lioso ya que está lejos de Lisboa del centro y hay que coger medio de transporte para facilitar la visita y que no se nos haga muy tarde. También se puede ir andando pero es una paliza. Lo mejor es coger un autobús urbano que te deja casi en la puerta y además hay muchos que te llevan.

Nosotros es lo que hicimos, coger un autobús para llegar hasta allí. Los autobuses te dejan más o menos al lado, pero desde allí ya es visible la torre y solamente queda andar y disfrutar de las vistas desde el jardín que hay al lado.

Poco a poco nos fuimos acercando a la torre. Allí ya había una cola de turistas ansiosos de visitarla por dentro. Hicimos cola y aprovechamos para nuestras primeras fotos. La cola pasa por encima de un puente de madera sobre un pequeño lago que hay debajo hasta llegar a la puerta principal que es donde se venden los tickets.

Como os he dicho antes, existen combinaciones a la hora de coger los tickets. Nosotros lo combinamos con el Monasterio de los Jerónimos que es lo que íbamos a visitar después.

Desde la propia entrada ya empiezas a divisar lo impresionante que es esta torre. La verdad es que por ella han pasado ya muchos años y se encuentra en muy buenas condiciones y no le falta ningún tipo de detalle. Está elaborada en piedra, a modo de castillo y se divide en dos partes, el baluarte y la torre.

La visita se empieza en el baluarte. Lo primero a lo que accedes es a una sala donde se pueden ver los primeros cañones apuntando por las ventanas y celdas en el suelo con rejas que es donde tiraban a los prisioneros. Después tras acceder por unas escaleras ya pasas a un patio bajo la torre.

Desde allí las vistas no pueden ser más bonitas ya que se divisa parte del río Tajo, el puente del 25 de Abril y el Monumento a los Descubridores y se tiene una imagen cercana a la torre.

La torre a su vez consta de cinco pisos que son diferentes salas. Todas las salas guardan un estilo parecido pero cada sala servía para una cosa. La primera sala es la Sala del Gobernador y desde la misma se tenía acceso a las torres de vigilancia.
La segunda sala, en el segundo piso era la Sala de los Reyes con su chimenea para estar calientes y con un balcón de piedra con vistas el baluarte.

En la tercera planta encontramos la Sala de las Audiencias y en la cuarta planta tenían su rincón para rezar con una Capilla. Ya la quinta planta ya es la última y allí estaba la Terraza de la Torre.
La verdad es que es una auténtica pasada toda la torre. Por todos los lados hay detalles que son dignos de ver, desde las celdas de prisioneros, las distintas salas en la torre, los escudos elaborados en piedra en la torre, todo.

Se me ha olvidado comentaros que para acceder a las distintas salas hay una serie de semáforos para controlar cuando sube la gente y cuando baja ya que son escaleras en forma de caracol y algunas muy estrechas donde es difícil transitar.

CONCLUSIÓN

Como habéis podido comprobar no le he puesto ningún pero a esta torre y es que no me pudo gustar más. Me gusta como está hecha, donde se ubica, las vistas que tiene y cada uno de los detalles de su arquitectura.

Por supuestísimo que os la recomiendo. Os va a encantar.

Un saludo a todos.
Fecha:11:13:13 26/09/17
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes