Exprimidor de ajos Koncis, de IKEA

Acerca de:Ikea Koncis Exprimidor de ajos
Ventajas:Su fácil manejo
Desventajas:Nada
Bien, quiero poner aquí mi contribución hacia los productos de IKEA, es una breve explicación de uno de los muchos productos que allí se venden.

Se trata del EXPRIMIDOR DE AJOS KONCIS, un utensilio que va muy bien en la cocina; un artilugio algo especial similar a esos otros que tenemos para partir nueces, almendras, etc. Es similar, pero no igual, pues este lleva incorporado un pequeño depósito donde se coloca el diente de ajo a triturar.

Se ve un instrumento bastante fuerte, está fabricado en acero inoxidable y con dos asas para apretar y triturar el ajo.

Cuando lo vi, aún dudé si era conveniente comprarlo o no. A veces, pienso que sobran demasiadas cosas en la cocina y peor en los cajones. No obstante, ya me habían hablado de él, así que no pude resistir la curiosidad de probarlo personalmente. Ahora ya no sabría prescindir de él, os lo aseguro.

SUS CARACTERÍSTICAS SON:

-Exprimidor en forma de tenazas, con un pequeño depósito para meter dentro el ajo a triturar.
-Tiene una medida de 16 cm.
-Es de acero inoxidable, terminación de cromado mate.
-Ligero y de muy fácil manejo.
-Es desmontable para facilitar su lavado, ya sea a mano o en lavavajillas.
-Lo mejor, permite exprimir los ajos sin pelar, evitando el olor que deja en los dedos.
-Precio: 4,99 euros


MI OPINIÓN:

Pues bien, no sabría prescindir de él. Ha sido un éxito esta comprar, me evita perder tiempo y olores innecesarios. Pero lo mejor aún me queda por decir: ¡no sólo tritura los ajos, sino que también los pela!

Así es, ya no es necesario pelar los ajos, se meten en el triturador y la cáscara queda allí dentro, mientras el ajo sale hecho miguitas, listo para cocinar, adornar platos, etc. Me ahorra trabajo, malos olores en las manos y me facilita rapidez en la elaboración de los menús.

No sabría pedirle más a una cosa tan pequeña y tan económica.

El modo de empleo por si aún no lo tenéis claro, ya he dicho que es muy fácil:
-meter el diente de ajo en la cavidad que lleva incorporada en el propio exprimidor,
-apretar las asas del aparato una contra otra.

¡Ya está! El ajo sale inmediatamente hecho tiritas muy finas. La piel del ajo, si es que lo hemos introducido sin pelar, queda dentro, cada cosa por su sitio. No hay más que retirarla y tenemos listo el exprimidor para un segundo diente de ajo.

Yo lo recomiendo para personas que usen mucho el ajo. No hace falta que sean establecimientos de comidas o por el estilo. Si antes me costaba ponerme a esa labor, ahora no tengo ningún inconveniente en prepararlos. Segura que os gustará, y el coste es mínimo.
Fecha:13:07:56 12/02/11
Edición:19:03:39 21/02/11
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Hogar