Restaurante italiano cerca del Guggenheim

Enviado por...
jorgeyorch84

Últimas opiniones
Incidencias

Si hay algún problema, no dudes en decírnoslo:

Acerca de:Restaurante Il Giardino Della Nonna [Bilbao]
Ventajas:Buenos platos
Desventajas:Hay que renovar un poco el local
¡¡Hola a todos!!

Ayer tocó día libre en el trabajo, me debían horas, así que aprovechando que teníamos todo el día completo libre y que era un día de labor y que las tiendas iban a estar abiertas, decidimos ir a pasar el día a Bilbao.
Llegando la hora de comer, mi pareja ya había echado un ojo a algunos restaurantes que le habían parecido chulos en Bilbao, entre ellos éste. Os vengo a contar mi experiencia con Il Giardino Della Nonna.

CARACTERÍSTICAS

Il Giardino Della Nonna es el nombre de un restaurante que se encuentra en la ciudad de Bilbao. Se trata de un restaurante italiano que ofrece a sus clientes la posibilidad de comer a la carta o menú del día.
Entre los platos que podemos encontrar en la carta podemos disfrutar de unos entrantes, pizzas, ensaladas y dulces.

Tiene un sitio web el cual es http://www.giardinodellanonna.com/ y un teléfono de contacto 944 003 006 así como un email anonnamarketing@gmail.com.

Su horario es de 13:00 horas a 16:00 horas y de 20:30 horas a 23:30 horas de jueves a martes. El negocio permanece cerrado los miércoles por descanso semanal.

LOCALIZACIÓN

Este restaurante italiano se encuentra situado en la propia capital de Bilbao, exactamente en la calle Alameda Mazarredo 18.
Entre los atractivos turísticos que tenemos cerca están el museo Guggenheim, la ría del Nervión, el puente Zubizuri o la Plaza Euskadi entre otros.

MI EXPERIENCIA PERSONAL

Tengo que confesar que anteriormente nos acercamos a un mexicano de Bilbao que también le tenemos echado el ojo pero al final nos decantamos por un italiano ya que íbamos con los niños y quizás hay comida más apropiada para él.

Llegar hasta él no nos resultó difícil más que nada porque íbamos guiados por el móvil y porque se encuentra en una calle lateral al Museo Guggenheim. Se encuentra en una calle nada turística, la típica con carretera, portales y negocios de todo tipo.

Por fuera el restaurante tiene buena pinta está adornado con sillas antiguas, lámparas de bombillas solamente y se puede observar el horno donde hacen las pizzas, éste de leña o de fuego.
Para poder acceder al local hay que subir un par de escaleras por lo que no está adaptado para sillas de ruedas. Lo recuerdo más que nada porque nos tuvimos que ayudar mi pareja y yo con el carro de niño.

A la izquierda se encuentra la barra y nos atendió una chica y nos ofreció una mesa que nos la preparó para estar a gusto y con sitio suficiente por la silla del bebé. Teníamos la opción de menú del día que creo que entraba la opción de elegir tres primeros y tres segundos con pan, agua y postre.
Nosotros nos decantamos más por la carta. Los dos platos que pedimos fueron para compartir. Pedimos una pizza que llevaba rúcula, jamón, parmesano y tomates cherry. Nada más verla tenía una pinta buenísima y el sabor iba acorde con su apariencia. Además era fina y estaba también muy fina de sabor. Nos gustó mucho.

Lo segundo que nos pedimos fue unos Tagliatelle alla Carbonara que bajo mi punto de vista vino poca cantidad pero su sabor era impresionante y nuevamente nos gustó el plato.

De postre queríamos pedir una tarta con crema pastelera y piñones pero se le había acabado, así que nos quedamos sin postre. El precio de todo ésto junto con dos aguas fue de 28,40 euros un precio más o menos razonable.

Se me olvidaba comentaros que como aperitivo entrante nos pusieron como unos panes fritos con aceite de ajo que estaban de muerte.
La atención de la chica excepcional aunque se veía que no daban abasto. Previamente les llamamos por teléfono y no nos pudieron coger y allí algunas veces tardaron, pero es algo entendible.

El local por dentro bajo mi punto de vista está bien decorado pero en algunas zonas necesita un retoque.

CONCLUSIÓN

Como habéis podido comprobar fue un restaurante que nos gustó. Personalmente os lo recomiendo sobre todo si os pilla la hora de comer o cenar justo cerca de la ría o el Museo Guggenheim.
No repetiríamos simplemente por la cantidad de ocio y restaurantes de este tipo que hay por Bilbao. Nos quedamos con ganas del mexicano y seguro que lo probamos y luego andando por la ciudad vimos otros
restaurantes muy muy majos.

Un saludo a todos.
Fecha:22:09:39 10/07/18
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes