Camboya: un país de gente amable y tranquila

Acerca de:Camboya
Ventajas:dichas
Desventajas:dichas
Visité Camboya con mi marido y no se puede decir que lo pasamos bien porque Camboya es un país tan exótico que no entiendes, pero me gustó haber estado por allí. Mi marido visitó conmigo más de 15 templos. Le gusta mucho el budismo. Yo fui porque él iba y no era cuestión de dejarlo solo. Te aseguro que te acostumbras a la paz de los templos. En mi vida había visto tanta paz, mucha más que en las iglesias católicas. Aquello todo es silencio.

Fuimos a unas islas que se llaman Koh Rong y Koh Rong Sanloem, frente a la costa de Sihanoukville, con aspecto de paraísos asiáticos. Un sitio muy bonito para ir con tu chico en plan romántico. Pero donde más tiempo pasamos fue por las calles de compras. Allí se compra y se vende todo. Me llamó la atención la cantidad de puestos callejeros que había en las ciudades y pueblos camboyanos. También hay muchas motocicletas, muy contaminantes todas ellas.

Os recomiendo visitar Camboya. Los camboyanos son gente amable, sonriente y muy comunicativa con el visitante. Te cuentan en un inglés chapurreado, pero que se entiende, sus vidas. De todos los templos que puedes ver, me quedó con el de Prasat Preah Vihear. Es el templo de montaña. Se erige majestuoso en lo alto de los montes Dangkrek y es un polémico paso fronterizo entre Camboya y Tailandia. Nosotros fuimos con un guía. El nuestro era un viaje organizado. Para ir a estos países raritos prefiero viajes organizados porque siempre tengo mis temores. Prefiero que me lo den todo hecho, sobre todo en el tema de seguridad.

No descartamos volver. Pasamos muy rápido por la provincia de Kampot, una zona con ciudades evocadoras, parques nacionales, pagodas rupestres y playas dignas de un paraíso. En Camboya hay hoteles muy románticos y los precios están bastante bien si tienes la suerte de conseguir un viaje bastante chollo como era el nuestro.
Fecha:10:32:08 08/03/18
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes