Versos que escribí desnudo de José Manuel Lucía: poemas tristes para

Acerca de:Versos que un día escribí desnudo [José Manuel Lucía]
Ventajas:dichas
Desventajas:dichas
Estuve leyendo estos días Versos que escribí desnudo de José Manuel Lucía, 59 poemas sobre la ausencia, el desamor y la pérdida. Son poemas tristes para lectores que quieran leer tristezas. Un pesimista seguro que disfruta con este poemario que te hace llorar aunque no quieras. El mundo es un asco concluyes tras su lectura.

No te anima más el prólogo escrito por Luis Alberto de Cuenca, un poeta que escribe mejor que José Manuel Lucía, pero que se presta a hacer una parrafada de loas al autor del libro previo pago de la editorial Bala Perdida. Nada mejor, ha pensado la editorial, que un prólogo de un poeta que vende bien sus libros gracias a sus apariciones en los medios de comunicación, para darle algo de visibilidad a Versos que escribí desnudo de José Manuel Lucía.

Los poemas fueron escritos por su autor en una playa nudista de Levante. No te lo crees. Yo en una playa nudista hubiera escrito al amor, a la libertad, al éxito, a la vida chachi que todos deseamos. Pues a este buen hombre no se le dio por escribir cosas alegres viendo un paisaje de cuerpos en libertad. Se le dio por escribir al desamor homosexual que supongo que será igual que el desamor heterosexual. En los poemas de José Manuel Lucía no notas diferencias: tanto valen para una ruptura de hombre y mujer como para una ruptura de dos personas del mismo sexo. El desamor no sabe de géneros.

En total el libro tiene sólo 79 páginas. Lo lees de un tirón, sobre todo si eres una persona a la que gusta la poesía. No es buena poesía, por supuesto, pero se deja leer, e incluso te sientes identificada en algún poema porque todos hemos vivido el rechazo de la persona querida. El amor puede hacerte sufrir mucho. Por eso es mejor que te amen a amar tú. Si no amas mucho, sufrirás menos cuando te dejen.

El poemario es una especie de diario en verso. El autor se desnuda desde su desnudez en la playa y nos va contando verso a verso como siente que se le haya acabado el amor de la persona de la que estaba enamorado. Nada nuevo bajo el sol. Lo novedoso hubiera sido haber escrito un poemario de liberación del amor, de liberación feliz. José Manuel Lucía no escribió ese tipo de poemario porque no le salía. Lo suyo era llorar en verso y hacernos llorar a los lectores.

Aún así os recomiendo el libro. Lo recomiendo porque debemos leer más poesía. La poesía es un género perfecto para el mundo de prisas que vivimos. Un poema es como una joya. Y como una joya puede ser oro o plata de ley o simplemente un acero si chapado.

Aprovecho para decir que no me gusta nada la portada. Con portadas de libro de catecismo no se pueden vender libros. La editorial Bala Perdida no gasto mucho en el diseño de la portada de este poemario. Al menos podrían haber prescindido de la cabeza del pájaro que pusieron en la esquina superior izquierda del libro. Mete miedo.
Fecha:08:19:32 27/11/18
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Ocio y cultura
Etiquetas:libros, poemas, poemario