Cuca la Vaina en Castrillo de los Polvazares, en León: habitaciones

Enviado por...
Cleo5
Últimas opiniones
Incidencias

Si hay algún problema, no dudes en decírnoslo:

Acerca de:Hostería Cuca la Vaina [Castrillo de los Polvazares]
Ventajas:dichas
Desventajas:dichas
Nos alojamos en el Hotel Cuca la Vaina en Castrillo de los Polvazares, en León, cuando fuimos a la boda de unos amigos que se casaban en una pequeña iglesia de este pueblo castellano. No sé si volvería a alojarme en este hotelito rural porque las habitaciones son muy pequeñas. Mi chico quería que nos metieran una cama supletoria para las niñas, pero no cabía. Tuvimos que abrir la cartera y pagar una segunda habitación para poder dormir respirando. La habitación se nos hizo diminuto aún para dos personas. Meternos cuatro sería estar peor que las sardinas enlatadas.

No es un hotel que se pueda llamar bonito. La fachada de piedra con las galerías acristaladas parecía una mala copia de las fachadas con galería de las casas de Galicia. No me gustó. Encima casi me dejo los pies y los tacones pisando el incómodo adoquinado que tienen en el camino que conduce al hotelito. Menos mal que nuestros amigos se casaban allí mismo. Dieron el sí quiero hasta el divorcio en la iglesia parroquial que está al lado del torreón de entrada. Fue una boda bonita. Mis niñas les llevaron las arras y el traje de la novia era divino.

Lo que o era nada divino era no poder comer de noche. Fuimos a dar una vuelta pensando en comer en el hotel y nos encontramos con el comedor cerrado. Nos dijeron que cerraba de noche. Tuvimos que tirar de unos sándwiches que había dejado preparados por la mañana en la habitación. Una siempre es una ama de casa precavida, hasta cuando está de viaje y de vacaciones.

No os recomiendo ni os dejo de recomendar este hotel rural. Si te decides a ir a disfrutar de una casa con un corredor decorado con macetas y mesitas caseras, pide dos habitaciones mínimo. No importa que vayas sola. Necesitarás una habitación para dormir y otra habitación como vestidor. El espacio es muy importante para una mujer que, como yo, viaja con cuatro maletas. Nuestra habitación tenía vistas al monte Teleno. Era una habitación en la que el silencio era total. Sólo se oían los pajaritos piando. Mucho piaba. Yo creo que piaban con el hambre. Pobres.

Si quieres ir de tiendas, tendrás que acercarte a León. Te queda a 50 kilómetros. Nosotros paramos en León cuando marchamos. Yo necesitaba ir de tiendas.
Fecha:07:24:52 27/05/19
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes