Refugio de Juanar en Ojén, Málaga: un hotel privado que fue parador

Enviado por...
Cleo5
Incidencias

Si hay algún problema, no dudes en decírnoslo:

Acerca de:Refugio de Juanar [Ojén]
Ventajas:dichas
Desventajas:dichas
Mi madre conoció el Refugio de Juanar en Ojén, Málaga, como parador de turismo, pero aquel parador que conoció en su juventud nada tiene que ver con el hotelito privado en el que se ha convertido este alojamiento. Eso sí sigue conservando la tranquilidad que le da su entorno natural. El Refugio de Juanar en Ojén, Málaga, está al pie de la Serranía de Ronda, dentro de la Reserva Nacional de Juanar.

El edificio fue construido por el marqués de Larios, un gran aficionado a la caza, igual que el rey Alfonso XIII, un monarca que pernoctó en la que entonces era casa del marqués de Larios muchas veces. Es este pasado del hotel lo que me hizo decantarme por este alojamiento para pasar unos días en familia extensa. Da morbo pensar que estás ocupando habitaciones por las que ha pasado la realeza difunta.

Mi chico estaba más interesada en los exteriores. Le encanta hacer senderismo y la Serranía de Ronda es un lugar estupendo para andar por los caminos olvidados por los turistas masivos. Yo preferí pasar horas charlando con mi madre en un salón donde estaba siempre la chimenea encendida. Falta hacía. Elegimos unos días que nos salieron lluviosos y fríos sin pensar que iba a ser para tanto.

La decoración del Refugio de Juanar en Ojén, Málaga, es antigua a más no poder. Los dormitorios se veían viejos con camas que parecían las mismas en las que había dormido el mismísimo marqués de Larios. Nos comentó una empleada del hotel que en este refugio también estuvo el general De Gaulle terminando sus memorias. Seguro que se le abrieron los recuerdos con tanto silencio. Yo misma me ponía filosófica en un edificio que conservaba intacta su decoración de otros tiempos.

Os lo recomiendo. El Refugio de Juanar en Ojén, Málaga, está a diez kilómetros de Ojén. Mi chico aprovechó para hacer senderismo por la reserva nacional de caza pese a que yo no quería que se pusiera a andar. Nunca sabes si te va a aparecer en una reserva de caza un cazador pegando tiros. No hubo manera de convencerlo para que se quedara con nosotras jugando a las cartas. Eso sí, mis hijas no fueron al senderismo. Se quedaron conmigo y con su abuela materna. Aprovechamos el senderismo de su padre para acercarnos a Marbella con el coche familiar. Marbella queda a 19 kilómetros del Refugio de Juanar en Ojén, Málaga, y a mí me apetecía ir de tiendas.

No descartamos volver. Su proximidad a Marbella lo hace un alojamiento ideal para mí. Puedo combinar el turismo tranquilo con el turismo de compras.
Fecha:07:15:24 09/07/19
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes