Acerca de:Hotel Confortel Suites [Madrid]
Ventajas:Limpio y cómodo
Desventajas:No está en el centro
Estuve una noche en este hotel por cuestiones de trabajo. La verdad es que no tuve mucho tiempo para disfrutar de él, pero me dio la impresión de que no había mucho mas de lo que ví.


HABITACION

La habitación estaba bien, con un tamaño justo para dos personas, decoración funcional, escritorio, minibar, televisor de pantalla plana..., lo típico en un hotel de su categoría.

La limpieza impecable y el baño con una bañera grande, la presión del agua genial, secador y espejo de aumento. Perfecto para mi estancia. A lo que si le pongo pegas es a las amenities, escasas para mi gusto y es que en este tipo de viajes de sólo un día en los que no facturo, procuro llevar la menor cantidad de cosas de aseo posible y confío con que en los hoteles haya de todo y en ese hotel eso no pasa. Gel, champú y creo que nada mas.
Por lo demás ninguna queja de la habitación. La cama cómoda, la temperatura ideal, aunque el ambiente resultaba un poquito oscuro. Además, las vistas no eran nada del otro mundo. La ventana daba a una calle estrecha y a un enorme edificio de pisos.

INSTALACIONES
Como ya os he dicho, no pase mucho tiempo en el hotel, pero me dió tiempo a ver que había un ordenador con acceso a internet en recepción, aunque si lleváis vuestro propio equipo podéis conectaros a la red wifi desde la misma habitación, previa petición del código en recepción.

El hotel dispone de restaurante y de bar, de un tamaño medio, que no resulta muy acogedor, al menos para mí no porque pasé un poquito de frío a la hora de la cena. Tenían demasiado fuerte el aire acondicionado.
Otra pega son los ascensores. Demasiado pequeños y excesivamente lentos para mi gusto. Dos personas y dos maletas y ya vas un poco apretado, algo inconcebible en un 3 estrellas.

Por lo demás todo bien, el personal amable y correcto, sin mas.

COMIDAS Y BEBIDAS
La empresa tenía un menu concertado para la cena, un menu que resultó demasiado frugal para mi gusto, pero lo peor no fue eso, sino la lentitud con la que fue servido, algo inexplicable pues estabamos solos en el restaurante y apenas éramos 20. El problema era que compartíamos camarero con la cafetería. Eso no es culpa del camarero, sino del propio hotel que quiere exprimir al personal, pero eso repercute en que una atención al cliente deficiente. Tardamos mas de una hora en cenar, menos mal que no cenamos de carta!!

El desayuno merece una mención aparte. Después de la cena desastrosa (bien cocinada pero escasa) nos esperábamos cualquier cosa en el desayuno, pero el buffet era bastante completo, mas que suficiente para hacernos olvidar la cena. Embutidos, tortilla, croissant, napolitanas, fruta, yogures... y todo muy rico. Se me hace la boca agua sólo de recordarlo.


ALREDEDORES
Otro de los puntos negativos del hotel es su ubicación. Bueno, negativo porque yo me esperaba que estuviera en el centro y no era así. Cuando no es uno mismo el que paga la factura quiere lo mejor, pero si yo tuviera que pagarlo y el precio fuera asequible, no me importaría quedarme en este hotel y es que tiene el metro y el autobús muy cerca, con lo que te plantas en mitad de Madrid en menos de 10 minutos.
Está en el corazón del barrio Properidad, al norte de Madrid, con muchas tiendas, restaurantes y bares alrededor, aunque pocas o mas bien ninguna oferta de ocio cultural y vida nocturna, a menos que decidas desplazarte.
Fecha:00:02:47 23/04/12
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes