Esa moto aún la tiene mi padre

Enviado por...
jorgeyorch84

Últimas opiniones
Incidencias

Si hay algún problema, no dudes en decírnoslo:

Acerca de:Museo de Historia de la Automoción [Salamanca]
Ventajas:Conocer coches de tu infancia
Desventajas:Que no te guste
¡Hola a todos!!

Como ya sabéis, el pasado mes de septiembre estuvimos de vacaciones por la ciudad de Salamanca. Entre otras muchas atracciones turísticas que hay para visitar en la ciudad, este museo fue otra de las cosas que visitamos durante esos días. Esta vez os vengo a hablar de mi experiencia con el Museo de la Automoción, en Salamanca.

CARACTERÍSTICAS

El Museo de la Automoción se encuentra situado en la ciudad de Salamanca y fue inaugurado por los Reyes de España en el año 2002. En su exposición podemos encontrar motocicletas, automóviles, objetos, piezas y medios de transporte relacionados con el mundo del automóvil.
En él se exhiben desde intentos fallidos de medios de locomoción desde el siglo I hasta la actualidad, e incluso del futuro gracias a unos prototipos de vehículos determinados.
Consta de 3 plantas repartidas según el tiempo de los vehículos yendo desde los más antiguos colocados en la planta baja hasta los más modernos y futuristas colocados en la planta superior.

UBICACIÓN

Este museo se encuentra como ya he dicho antes en la propia capital salmantina, en Salamanca. Se ubica concretamente en la Plaza del Mercado Viejo justo por la parte trasera del museo de Art Decó Art Noveau Casa Lis, frente al Archivo Histórico Nacional de la Guerra Civil y a un margen del río Tormes, muy cerca del Puente Romano.

HORARIO

El horario del Museo de Automoción es de martes a domingo de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas. Por descanso semanal cierran todos los lunes y en verano, los meses de julio y agosto tienen el cierre media hora más tarde, es decir a las 20:30 horas.

PRECIO

El precio de la entrada al Museo de la Automoción depende de varios factores pero en general oscila los 4 euros.
Nosotros recuerdo perfectamente que pagamos 10 euros, en total íbamos dos adultos, un niño y un bebé. El precio de los adultos fue de 4 euros y el de nuestro hijo mayor 2 euros. El bebé en este caso no pagaba nada.
Existen precios especiales para visitas o grupos guiados.

MI EXPERIENCIA PERSONAL

Pues como bien he comenzando en la introducción decidimos visitar esta zona de Salamanca y con ello este museo, el de la Automoción, que ya lo teníamos marcado como otro de los planes para uno de nuestros días por Salamanca.
La verdad es que se sabe ya solo con el título qué es lo que vamos a encontrar dentro pero tampoco es exacto el tipo de museo o la exposición que vamos a encontrar en el interior.
Recuerdo que el día que fuimos, justo al lado de la entrada había una exposición en la calle de coches antiguos, decidimos visitar primero lo de dentro y cuando saliéramos ver el resto de coches de fuera.
Nada más entrar, a mano derecha, se encontraba el mostrador donde se venden los tickets. Allí nos atendió una chica que como ya he dicho antes nos cobró 10 euros por dos adultos, un niño y un bebé. La entrada en sí no me parece del todo cara porque es un museo que queríamos ver y es una temática que creo que nos íbamos a gustar y ya que estábamos de vacaciones, el plan era ver cosas y no nos importó pagarlo.
Además la chica de la entrada fue muy simpática ya que nos explicó la temática del museo, cómo estaba repartido y nos proporcionó la información deseada. En frente justo de donde se adquieren los tickets, hay un coche antiguo de Roma donde te puedes introducir dentro para sacar fotos. Es una chulada de coche y las fotos quedaron chulísimas.
De todos los coches exhibidos en el museo, éste era el único donde te puedes meter dentro para sacar fotos. En el resto de los coches del museo está prohibido.

Justo al lado de la entrada hay una pequeña tienda donde se puede comprar algún recuerdo u objeto, pero siempre relacionado con la automoción. Más adelante, están los baños. Los usamos y estaban bastante limpios, la verdad.
Total que ya nos pusimos a ver el museo. Nos llamó la atención que justo al lado de los baños, hay unos bancos donde dimos el biberón a nuestro bebé, le tocaba y el banco por debajo estaba todo lleno de recambios de coches como luces intermitentes, parachoques, espejos retrovisores y demás objetos. ¡Que original!
Justo en frente nuestro teníamos una vitrina con copas de competiciones de rallies y cosas por el estilo. Al lado de ésto ya había una sala repleta de coches antiguos. En esta sala había coches de la década de los 60, 70 y 80 aproximadamente.

Es una de las salas que más me gustó pues me trasladó de alguna forma a mi infancia. De repente pude ver con mis ojos esos coches que había circulando por la ciudad cuando yo todavía era un niño y es sorprendente cómo ha cambiado la tecnología, el diseño, cómo podían ser tan pequeños, cómo se podían hacer tantos viajes en verano en esos coches y que cupiera todo en ese maletero.
La verdad es que había coches de todas las marcas, colores y modelos. Ya dejando de lado esta sala, nos adentramos a otro pasillo siguiendo recto desde la entrada. Este pasillo ya nos lleva a vehículos y medios de transporte de pruebas que se hicieron a lo largo de la historia hasta lo que conocemos en la actualidad como vehículo a motor'. En esta sección lo que más me llamó la atención fue un vehículo antiguo de bomberos, es una pasada lo grande que es, lo viejo pero lo bien que se conserva.
En otra sala adyacente, había coches más lujosos pero con la historia por detrás. Me llamó la atención en particular un coche negro enormemente largo con la bandera falangista de matrícula. Ponía en el letrero que era el coche que usó Franco y que posteriormente pasó a los Reyes, pero los Reyes lo dejaron de usar y ahora se puede ver en la actualidad en el museo.
Porque no os he comentado pero al lado de cada vehículo hay un cartel informativo con el año de fabricación, el modelo y una breve explicación. La verdad que viene bien leerlo y en ocasiones te alucinas que ese coche, ese vehículo sea de ese año.
Otra cosa que me llamó la atención es que está adaptado para personas de movilidad reducida. En nuestro caso para el carrito de nuestro bebé porque el museo consta de 3 plantas y se puede acceder a ellas mediante el ascensor.

En la planta de arriba hay coches más modernos y vehículos prototipos del futuro. En esta planta está el típico 600, el escarabajo, algunos coches de Fórmula 1 y entre otros encontré la moto que tiene mi padre todavía en el pueblo. ¡¡Que pasada!!
En la planta baja es donde se encuentran los coches más antiguos. Para que me entendáis en esta planta están los típicos coches antiguos que se ponían en funcionamiento mediante una manivela o los coches que se alquilan para las bodas. La verdad que esta planta nuevamente es una pasada ya que hay coches verdaderamente antiguos, grandes, súper bonitos y que se mantienen en un perfecto estado.
Después de ver todo esto ya finalizamos nuestra visita al Museo de Automoción con muy buen sabor de boca. Lo que más me gustó de este museo es ver los coches en tan buen estado y poder volver a mi infancia automovilisticamente hablando volviendo a ver esos coches cuando yo era tan solo un niño.
Al salir se puede coger en la entrada un papel, que si eres un manitas podrás hacer una maqueta de un vehículo. Es ideal para los más pequeños de la casa.

CONCLUSIÓN

Como habéis podido comprobar es un museo que nos ha gustado y salimos de él con muy buen sabor de boca. Nos hicimos un montón de fotos y a nuestro hijo de 7 años le encantó, se quería sacar fotos con cada uno de los coches. Por supuesto que os lo recomiendo.

Un saludo a todos.
Fecha:15:16:08 24/10/18
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes