Lucía en la noche de Juan Manuel de Prada: la desaparición de Lucía

Acerca de:Lucía en la noche de Juan Manuel de Prada
Ventajas:dichas
Desventajas:dichas
Lucía en la noche de Juan Manuel de Prada es una novela que se va desarrollando entre el pasado y el presente. Juan Manuel de Prada alterna los capítulos lo que hace la novela más digerible. Incluso puedes hacer una segunda lectura centrándote en los capítulos del pasado o del presente, que es lo que estoy haciendo yo ahora. No es que la novela me haya gustado mucho. Lo que sí me ha gustado es el personaje de Lucía, una mujer que no sabes si es el ángel que aparece al principio de la novela o si tiene bastante de demonio, según las impresiones que deja en la gente que la ha conocido.

La desaparición de Lucía Álvarez deja por los suelos a un escritor venido a menos al que ella le estaba dando un nuevo renacer. Alejandro Ballesteros, este es el nombre del escritor que había conocido a Lucía en una noche de borrachera cuando su vida se había reducido a un periplo de platós de televisión donde se ganaba la vida entre los griteríos de los tertulianos. La novela te va enganchando con una historia de amor e intriga sobrada de palabras rebuscadas por el autor para darle a su texto el aire grandilocuente al que Juan Manuel de Prada nos tiene acostumbrados. A la par que el escritor Alejandor Ballesteros vamos conociendo a una Lucía distinta en ambientes entre los que no faltan los conflictos de Oriente Próximo. Lucía ha tenido contactos con el mundo musulmán. Es una mujer que no deja de sorprenderte. Te quedas con la impresión de que estamos ante una mujer con distintos rostros, como si en una única persona ser resumieran varias personas. Vemos en esta novela la capacidad del ser humano para hacer el bien y para hacer el mal. Lucía va cambiando su rostro a medida que avanza la novela, pasa de ángel a demonio.

Lucía en la noche de Juan Manuel de Prada es una novela que toca temas tan actuales como el terrorismo islámico, guerras, mafias, el alterne social en el mundo literario. Hay personajes en la novela que me recordaron personajes reales de la actualidad española. Juan Manuel se ceba en su crítica a la televisión. Notas que está muy en contra de la búsqueda de audiencias a costa de todo. También critica la vida burguesa. El personaje de su novela vive en una urbanización opulenta al margen de todo. No es el caso del autor, pero sí se refleja en su personaje en la gordura. Alejandro, al igual que Juan Manuel de Prada ha engordado mucho. Se lo dicen sus antiguas novias.

Os recomiendo la novela más que nada por sus personajes femeninos. Si Lucía me pareció una mujer fascinante, igual de fascinante puede considerarse a Valentina, la amiga de Lucía. Valentina es un personaje del que dudas. Realmente en esta novela sospechas de todos los personajes. Hasta el policía que consuela a Alejandro cuando desaparece la misteriosa Lucía te parece sospechoso.
Fecha:07:21:36 15/04/19
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Ocio y cultura