Una hostería en medio de un extenso olivar

Enviado por...
Scarlett2000
Últimas opiniones
Incidencias

Si hay algún problema, no dudes en decírnoslo:

Acerca de:Hostería Fontivieja [Losar de la Vera]
Ventajas:dichas
Desventajas:dichas
La Hostería Fontivieja en Losar de la Vera en Cáceres nos proporcionó un alojamiento tranquilo para unas vacaciones baratas a sólo cuatrocientos metros del casco urbano del pueblecito. Yo pensaba aburrirme en medio de un extenso olivar. No fue así. Mis vacaciones de verano cortas estuvieron muy animadas por la presencia de mi suegra y de mi cuñada.

Mi cuñada no me dio mucha guerra. Encontró en la piscina de aguas azules su hábitat natural. Sólo salía del agua para tomar el sol y comer. Me parecía mentira que estuviera presente. Mi suegra, en cambio, sólo sabía quejarse. Empezaron sus quejas por el tamaño de la habitación que compartía con su hija pese a que se quedaron con el cuarto más grande. Decía que el armario de pino no llegaba para las dos. También discutían por el televisor que colgaba de la pared. Acabaron pidiendo otra habitación. Mi cuñada se mudó a la habitación contigua a la nuestra. Al final alquilamos dos de las ocho suites. Así estuvimos todos cómodos. Las suites de la Hostería Fontivieja tienen artesonado de madera y entramado de adobe. La decoración es más propia de una casa de campo actual que de una casa de campo antigua.

No es una casa de campo con lujos. Todas sus estancias son austeras. Los muebles parecen de segunda mano de rebajas. Ves sofás baratos baratísimos. Algún sillón con aspecto más cuidado desentona en las salitas de las suites. La misma austeridad encuentras estancias comunes como el comedor. Se nota que han hecho alguna reforma, pero sin gastar mucho dinero. Lo mejor está fuera, en los campos que rodean a la casa. Son terrenos ideales para montar a caballo.

Mi marido y su hermana consiguieron unos caballos para dar unos paseos por el valle, una tarde en la que mi cuñada tuvo a bien salir de la piscina. Dejó por unas horas sus vacaciones de sol y piscina para practicar unas vacaciones deportivas. Yo no me sumé al recorrido a caballo. Los equinos y yo no somos grandes amigos.

Esa tarde mi suegra me convenció para que hiciéramos turismo religioso. Nos subimos al coche alquilado y fuimos hasta Jarandilla de la Vera. La parroquia almenada de Santa María de la Torre entusiasmó a mi suegra. Es una iglesia del siglo XV. En Valverde vimos otra iglesia. Aprovechando que estábamos bastante cerca, conduje hasta el Valle del Jerte. Mis hijas querían vender los cultivos de cerezas. Fue una pena que no estuvieran los árboles en flor.

Os recomiendo la Hostería Fontivieja en Losar de la Vera, Cáceres. Es un alojamiento rural barato, ideal para unas vacaciones 2020. Estás alejada de las grandes aglomeraciones de turistas. Mis hijas están mentalizadas con la nueva normalidad. Saben que no se puede ir a lugares de vacaciones muy concurridos. La pandemia del covid-19 nos invita a ser prudentes a la hora de elegir lugar de vacaciones.
Fecha:15:40:17 08/08/20
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes