Una ruta para hacer en bicicleta de montaña

Enviado por...
Scarlett2000
Últimas opiniones
Incidencias

Si hay algún problema, no dudes en decírnoslo:

Acerca de:La ruta de los cuatro castillos [La Coruña]
Ventajas:dichas
Desventajas:dichas
La ruta de los cuatro castillos es un itinerario que va desde el castillo de Moeche hasta el castillo de Nogueirosa, en la provincia de La Coruña. Nosotros la hicimos con mi suegra, una gran conocedora de esta zona de rincones entrañables.

Salimos de la fortaleza de Moeche, perfectamente rehabilitada, y nos fuimos andando hasta la iglesia y cruceiro de San Xurxo. A mi marido le gustó mucho un hórreo que había allí. Nada del otro mundo. En Galicia abundan los hórreos, era donde los lugareños guardaban las cosechas. Fue un acierto ir en bicicleta. Las pistas están ideales para meter las bicicletas de montaña. Mi marido quería quedarse en un alberge rural que hay por la zona. Le dije que yo había la ruta y me iba. Después de una ruta de senderismo en bicicleta una necesita unos días de ciudad.

La ruta ya no es tan rural como fue. Lo ves en las construcciones. Decía mi suegra que muchos hórreos pasaron a mejor vida. La gente joven no quiere hórreos en sus propiedades ni de adorno. Sólo vimos un par de hórreos bonitos y bien cuidados. Los demás estaban medio abandonados y el feísimo urbanístico se había instalado en ellos.

Hicimos otro alto al llegar al castillo de Moeche. Había una hornacina con un Cristo dentro en medio del campo. Mi suegra se arrodilló y se puso a rezar. Está así de loca la pobre. Mi santo poco mejor está. Me propuso sacarnos unas fotos delante de la hornacina. Le dije que ni borracha de vino. Su madre, en cambio, aceptó la sesión de fotos. En las proximidades de la hornacina descubrimos otra cruz pequeña. Me interesó más el molino. Parece que nuestros antepasados, además de rezar, pensaban en comer.

Seguimos con las bicicletas pasando Penas Albas. Después de una subida que me quitó el aliento, llegamos a una cantera abandonada. Es enorme. Debieron quitar de allí granito para hacer todas las casas de la zona. Mi suegra propuso merendar. Le había vuelto la cordura. Sacamos los bocadillos de las mochilas y comimos pan con chorizo a las orillas del arroyo Fraga.

Nuestra excursión acabó en una aldea que se llama la aldea de Pico. Llevábamos cinco kilómetros encima de las bicicletas. Ni uno más me dije. Mi marido quería subir la cumbre del monte Ferreira. Se quedó solo en el deseo. Las niñas no querían pedalear más y mi suegra tampoco. Tuvo que claudicar.

Os recomiendo la Ruta de los Cuatro Castillos. Va desde Moeche hasta el pie de un pico de leyenda, la cumbre del monte Ferreira. Es una ruta mejor para hacer en bicicleta de montaña que andando. Desde luego, no vale para coche. En el último tramo no puede pasar ningún coche.
Fecha:08:36:18 20/09/20
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes