Una casa rural con barbacoa

Enviado por...
Scarlett2000
Últimas opiniones
Incidencias

Si hay algún problema, no dudes en decírnoslo:

Acerca de:Casa Rural Cal Urbici [Casserres]
Ventajas:dichas
Desventajas:dichas
Mi marido quería una casa rural con barbacoa en la provincia de Barcelona para pasar unos días coincidiendo con uno de nuestros viajes de negocios. Elegimos Cal Urbici, una casa rural situada en el casco antiguo de Casserres, en la comarca del Berguedà. Estaríamos en un pueblo pequeño por donde poder salir de tapeo sin necesidad de depender del vehículo. Fue un acierto.

La casona la tienen preciosa. Ha sido restaurada y reformada manteniendo los materiales nobles de los cuales ya disponía. Vemos mucha piedra, mucha madera, muchos suelos de baldosas con aspecto antiguo, vigas en los techos y techumbres con la madera más presente que ausente. Las tejas ponen la ginda en un tejado con buen mantenimiento.

Es una casa grande. Cal Urbici esta dividida en 3 plantas. En la primera planta encontramos una habitación de matrimonio con baño, una gran sala de estar, una cocina abierta, 2 baños y amplio comedor con chimenea. Fue la habitación que cogimos nosotros. Era tan grande que cabíamos los cuatro. El tener dos cuartos de baño fue una bendición. Compartir un único baño cuatro personas es un lío.

En la segunda planta hay 5 habitaciones, de las cuales una es triple con baño y las demás son matrimoniales con la posibilidad de una cama individual si la solicitas a mayores. Todas las habitaciones están equipadas con cuarto de baño.

Todavía hay más habitaciones. En la planta superior dispone esta casona catalana de una habitación con 5 camas individuales y una gran sala con sofás. Es una habitación pensada para la chiquillada. Afortunadamente, estaba vacía cuando nosotros estuvimos en Cal Urbici. No quiero pensar en lo que diría mi santo si es despertado de noche con una fiesta de adolescentes venidos de Alemania. Afortunadamente, estuvimos en pleno silencio. Los huéspedes eran gente que buscaba la tranquilidad de un pueblo donde las prisas nunca están presentes y las fiestas son fiestas controladas por el sentido común.

Os recomiendo Cal Urbici. Esta casa tiene una capacidad de 23 plazas repartidas en 7 habitaciones, por lo que es idónea para los grupos grandes de familias o bien amigos. No es un alojamiento que inspire una estancia romántica. Más bien te hace pensar en la familia porque la estética de la casona te recuerda la casa de unos abuelos pudientes.


Nosotros lo pasamos bien. Cal Urbici dispone de jacuzzi climatizado con jets de hidromasaje que te dejan nueva. Se me fue todo el cansancio. Mis hijas se entretuvieron mucho con la televisión en la habitación. Sabían que tenían que dejarnos trabajar con los ordenadores a su padre y a mí. Cogimos una tarde libre para hacer una barbacoa en el jardín. Mi marido se puso de asador de carnes. Se le da bien. Se sumaron a la fiesta unos vecinos de la segunda planta de los que nos hicimos amigos jugando al futbolín.
Fecha:15:24:38 13/06/21
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes