Un hotel con vistas a Sierra Nevada

Enviado por...
Scarlett2000
Últimas opiniones
Incidencias

Si hay algún problema, no dudes en decírnoslo:

Acerca de:Hotel La Garapa [Cájar]
Ventajas:dichas
Desventajas:dichas
Buscando un hotel rural en el campo de Granada acabamos haciendo una reserva en el Hotel La Garapa que está situado en Cájar, en las afueras de Granada, en medio de un campo fértil que da gusto mirar. Me encantan los campos trabajados. Resulta muy relajante mirar las tierras cultivadas. Mi marido no tuvo muy en cuenta los campos cultivados para elegir hotel. Se fijó en las vistas. Este maravilloso hotelito ofrece unas vistas espectaculares de Sierra Nevada. Nuestras vacaciones familiares fueron muy relajantes.

Mi suegra también se encontró a sus anchas. Esta casa de campo reformada es un lugar único y agradable. Te sientes más que huésped, invitada. Tienen la casa muy limpia. Es un pequeño hotel con una decoración y un ambiente de estilo rústico y típico de Andalucía. He visto otras casas rurales andaluzas muy parecidas en cuanto a decoraciones.

Pudimos hacer algo de senderismo por los alrededores. La casa está rodeada de diferentes tipos de árboles frutales. Mi marido nos dio clases de cultivos arbóreos. Mis hijas aprendieron in situ los frutos de cada árbol en nuestros paseos.

Cuando caía la tarde las vistas eran todavía mejores. El pequeño hotel ofrece unas vistas magníficas de la Alhambra, Sierra Nevada y Cájar. Mi marido y yo nos enamoramos más el uno del otro mirando aquellos atardeceres llenos de misterio.

La gran ventaja de este hotel rural es que te permite disfrutar de la tranquilidad y la paz que brinda un entorno natural y relajante, lejos del bullicio de las zonas más turísticas de Granada.

Os recomiendo el Hotel La Garapa. Me encantaron las habitaciones, con sus cortinas blancas a juego con las colchas de las camas, sus contras en las ventanas. Cerrabas la contra y podías dormir sin que te despertaran los primeros rayos de sol de la mañana. En nuestra habitación había una gran cama de matrimonio. En la habitación de las niñas había dos camas juntas. Mi suegra eligió una habitación individual pequeña que nos costó lo mismo que las habitaciones grandes.

Los cuartos de baño eran más andaluces. Los azulejos parecían un recuerdo del pasado. Sólo llegaban a mitad de pared. El resto era pintura. Los lavabos antiguos, con la pila en madera tenían su gracia.
Fecha:17:58:49 18/02/22
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes