Rasqueta para limpiar la placa vitrocerámica

Enviado por...
Bruceforever

Últimas opiniones
Incidencias

Si hay algún problema, no dudes en decírnoslo:

Acerca de:Kuhn Rikon Swiss Shaver Rasqueta Vitrocerámica
Ventajas:Todas.
Desventajas:Ninguna.
En mi casa tenemos una placa de vitrocerámica para cocinar, y junto con el producto específico que usamos para limpiarla, Vitroclen, también usamos esta rasqueta, en los casos en los casos en los que se cae comida y se pega, y cuesta quitarla de la placa pasando solamente un paño.

Hay varios tipos de rasquetas para la vitrocerámica, pero la última vez que fui a la ferretería a por una, me recomendaron ésta, diciéndome que era la mejor que tenían.
La verdad que estoy a gusto, y ahora paso a detallaros mi experiencia con esta rasqueta.



KUHN RIKON SWISS SHAVER:

Esta rasqueta está fabricada por la empresa Kuhn Rikon.
Esta empresa es suiza y es una empresa familiar cuya sede está en Rikon (Suiza), y tiene filiales en Gran Bretaña, España y Estados Unidos.
La empresa se dedica a la fabricación y venta de menaje y utensilios de cocina, como ollas a presión, baterías, hervidores, sartenes, cuchillos y distintos accesorios para la cocina.

La rasqueta es muy pequeña, es de plástico de color blanco, que es lo que asiremos en el momento de usarla para limpiar, y en el extremo tiene una cuchilla, que es lo que usaremos para limpiar los restos en la vitrocerámica.
Para proteger la cuchilla cuando no la usamos y no hacernos daño, tiene la tapita roja de plástico, que cubre la cuchilla.
Cuando la cuchilla se vayan gastando, se usan como recambio hojas de afeitar normales.
Para cambiar el cuchillo, en la parte trasera tiene dos botoncitos, que levantaremos y se mete la cuchilla nueva muy fácilmente.

Esta rasqueta está fabricada en Suiza.




PRECIO y LUGAR DE COMPRA:

Me costó 5,90 € en una ferretería.




MI EXPERIENCIA:

Este tipo de rasquetas son casi necesarias a la hora de limpiar la placa vitrocerámica, ya que a la hora de cocinar, si se cae algún resto de comida y no se limpia en seguida, con el calor se irá secando y endureciendo y no se quita fácilmente con un simple paño.

Para limpiar más fácilemente los pegotes de comida, dejo un rato el Vitroclen encima de la mancha, de forma que se va ablandando, y después paso la rasqueta por los restos de comida, que se arrastran así fácilmente, y termino de limpiar bien con un paño con el Vitroclen, quedando la placa reluciente.
Hay veces que hay restos que duran mucho en quitar, y entonces hay que raspar más fuerte, pero normalmente se limpia bastante fácil con esta rasqueta.

En principio, el uso de esta rasqueta no tiene por qué dañar la placa de vitrocerámica, pero tampoco hay que usarla a lo burro, que entonces sí que la podríamos rayar. Hay que pasar la rasqueta, pero no a lo bestia.

Me gusta mucho el diseño de la rasqueta, ya que es pequeñita, así ocupa poco espacio, además, la protección de plástico que tiene hace que sea segura y no nos dañemos con la cuchilla.
Resumiendo, es un utensilio sencillo y práctico, que es necesario tener para mantener limpia nuestra placa de vitrocerámica.
En cuanto al precio, no es que sea barato, pero hay que tener en cuenta que es un utensilio que tiene mucha duración, ya que solamente cambiaremos las cuchillas.
Fecha:15:02:48 09/06/18
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Hogar