Can Quince de Balafia en Sant Llorenç de Balafia, Ibiza: vacaciones

Enviado por...
Cleo5
Últimas opiniones
Incidencias

Si hay algún problema, no dudes en decírnoslo:

Acerca de:Can Quince de Balafia [Sant Llorenç de Balafia]
Ventajas:dichas
Desventajas:dichas
Mi marido consiguió una casa rural de Ibiza para pasar unas vacaciones rurales en la isla de la diversión. Esta casa está en Balafia, una pequeña aldea, formada por siete casas y dos torres de defensa, construida entre los siglos IX y XII. A finales del siglo XX, fue catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC). Nosotros nos alojamos en la Can Quince de Balafia en Sant Llorenç de Balafia, Ibiza y pudimos disfrutar de sus jardines, de la maravillosa mezcla de aromas de plantas y flores que te hacen creer que estás en el paraíso.

La casa no me gustó tanto como el jardín. Era muy rústica para mi gusto urbanita. La vivienda turística tiene una torre muy chula. Después, para de contar para mí. Las habitaciones me parecieron cutres con su pintura blanca y su techumbre de madera. Aquello era como la choza de Adán y Eva, pero con paredes de piedra o ladrillo o lo que fuera aquello. Mucha pared ancha y un techo que daba pena. El comedor es una antigua almazara.

Nuestra habitación era la Queen Size, que está situada en la parte alta de la torre. Desde lo que era el cuarto le iban unas escaleras para arriba que acababan en una escalera de madera como las que utilizan los obreros. Yo no me atrevía a subir. Tampoco dejé que lo hicieran las niñas. Me arreglé perfectamente sin el saloncito que había arriba. Mi chico lo tuvo para él solo.

Pese a que la casita no entraba en mis gustos, lo pasamos bien. Todas las habitaciones están equipadas con aire acondicionado. No pasas calor. El baño privado incluye ducha o bañera (el nuestro bañera), secador de pelo, albornoz y artículos de aseo gratuitos de sobra para una familia de cuatro miembros.

Me dijeron que se podía organizar servicio de lavandería, bajo petición. Pedí lavandería. Por una vez lavarían mi ropa las lavadoras del recinto. Podía permitirme el lujo. Falta me hizo porque fuimos mucho a la playa y la ropa en la palaya se pone asquerosilla de arena. La playa de Benniras está a unos 6 kilómetros del Can Quince. Nos vino bien haber alquilado un coche.

También fuimos a la ciudad. La ciudad de Ibiza se encuentra a 15 kilómetros del establecimiento y Sant Antoni de Portmany, a 35 minutos en coche. No estás lejos del mundanal ruido si buscas el mundanal ruido. Os recomiendo esta casa rural para hacer un turismo distinto en Ibiza.
Fecha:07:54:51 27/06/18
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes