Acerca de:Restaurante La Floridita
Ventajas:Rico
Desventajas:Mucha gente
La Floridita es un restaurante de la Habana que viene en todas las guías y al que al final vas porque todo el mundo te lo recomienda. Para mi no es un sitio imprescindible ni especialmente destacable. Quizá en una ciudad como la Habana sea distinto a otros, pero para un español no tiene nada que sorprenda. Aún así, hay que ir y es que si no vas te arrepentirás porque está en todas las guías. Además, no es caro (para lo que estamos nosotros acostumbrados), la comida es excelente, no te arrepentirás. Os aviso, el famoso daiquirí no tiene nada que destaque sobre otro daiquirí que te preparen en otro restaurante de nivel medio en la ciudad, pero te lo van a meter por los ojos, así que como turistas “borregos” nosotros dijimos que si cuando nos lo ofrecieron nada más sentarnos a la mesa. Su precio no es escandaloso (6 dólares), pero lo dicho, no se de donde le viene la fama. Y es que la Floridita es conocido porque era el bar en el que Hemingway se tomaba sus daiquiris. De hecho, en una esquina de la barra está su estatua y claro, no podéis dejar de haceros la foto de rigor con ella.
El local está muy bien, aunque hay que tener en cuenta que se llena hasta los topes a casi cualquier hora del día. Lo bueno es que se puede reservar, así que tendréis mesa si lo que queréis es comer o cenar, pero lo que no os aseguro es que podías disfrutar de un daiquiri en la barra sin trasiego de gente. Es una pena, porque esa zona tiene su encanto especial y es que es donde se pone el grupo en directo a cantar y claro, el comedor de atrás resulta más íntimo y cómodo pero casi no oyes la música.
Mención aparte merece la comida. Riquísimo y las raciones abundantes. De hecho, pedimos un entrante y langosta para compartir y menos mal, porque creo que un plato principal para cada uno hubiera sido un desperdicio. Y nosotros somos de comer cantidad.
La ubicación también es perfecta, en medio de la Habana Vieja, por lo que puedes pasarte el día pateando el centro histórico y después dejarte caer por el local a darte un homenaje. Lo único que después de todo el calor que has pasado durante el día, prepárate a un aire acondicionado un poco excesivo para mi gusto.
Fecha:17:07:45 13/01/19
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes
Etiquetas:restaurantes