Unas bodegas cerca del Castillo de Peñafiel

Enviado por...
Scarlett2000
Últimas opiniones
Incidencias

Si hay algún problema, no dudes en decírnoslo:

Acerca de:Bodegas Protos [Peñafiel]
Ventajas:dichas
Desventajas:dichas
Nuestra visita a las Bodegas Protos en Peñafiel fue muy enriquecedora para mí. Esta bodega es una bodega que abrió sus puertas en el año 1927. Desde el primer día se centraron en ofrecernos un vino de primera calidad. De ahí el éxito del vino Ribera del Duero, un vino que se comercializa en cien países de los cinco continentes.

Recorrimos las nuevas instalaciones. Están muy bien y pueden estarlo porque les costaron una pasta. El arquitecto fue un señor que ganó el premio Priztker Sir Richard Rogers. Hizo una edificación tan ideal que se ha convertido en la bodega más visitada de los vinos Ribera del Duero.

Mi marido estaba más interesado en el Castillo de Peñafiel. Se ven en lo alto de la montañita. La bodega Protos queda como quien dice a sus pies. No pasa desapercibida con su tejado rojo con forma de tubos pegados. Los arquitectos famosos siempre hacen construcciones que no te dejan indiferente.

Tampoco te dejan indiferentes los caldos de las bodegas. Nos dieron a probar varios. Yo casi me emborracho de verdad con el vino D.O. Ribera del Duero Tinto Reserva Protos. Estaba que te chupabas los dedos. Pero costaba 25,15 euros la botella de 75 cl. Mi marido me dijo que era un vino muy caro. No me pareció tan caro. Es un vino intenso, que huele a regaliz de golosina de niño. Le notas algo de tostados, vainillas, especiados, pero, sobre todo, un sabor y un olor a regaliz que te lleva a los mejores recuerdos de tu infancia. Es muy armónico.

No fue el único vino de la bodega que probamos. El Gran Reserva Altos de Tamarón y el Cepa 21 también pasaron por nuestras copas. Yo ya no podía más. Estaba piripi de verdad. Mi marido aún se atrevió con una copa de Tinto Crianza Dehesa de los Canónicos, un vino afrutado con un toque de chocolate muy fuerte.

Os recomiendo visitar las bodegas Protos en Peñafiel. El edificio de las bodegas no me gustó mucho. Hubiera quedado mejor con una forma de castillito o algo así. No sé cómo al arquitecto le dieron un premio. El edificio es un pegote rojo a los pies del hermoso Castillo de Peñafiel. En el interior encuentras barricas de vino, botellas de vino y fotografías en paneles explicativos. También vimos unos vídeos sobre la elaboración de vinos.
Fecha:16:24:19 10/11/20
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes