El islote más paradisíaco de Canarias

Enviado por...
Scarlett2000
Últimas opiniones
Incidencias

Si hay algún problema, no dudes en decírnoslo:

Acerca de:Isla de Lobos [Fuerteventura]
Ventajas:dichas
Desventajas:dichas
Descubrimos la isla de Lobos en Fuerteventura en unas vacaciones en esta preciosa isla del archipiélago de las Canarias sobrada de viento. Cansada de estar en la playa azotada por los vientos de Fuerteventura empecé a buscar alternativas de entretenimiento. Una opción era una excursión a la Isla de Lobos, previo permiso. Conseguí permiso para toda la familia y allá nos fuimos en barco.

La Isla de Lobos es un islote divino del océano Atlántico, al norte de Fuerteventura. Cuando llegas parece que está desértica. No lo está tanto. Allí vive gente. Es también una pedanía del municipio de La Oliva, en la provincia de Las Palmas, en las Islas Canarias.

La recorres rápido. Se trata de un pequeño islote de unos 4,5 km² situado al noreste de la isla de Fuerteventura. Poca distancia hay. En apenas 15 minutos de ferry lento llegas. Separados por el estrecho conocido como EL RIO, debido a las corrientes que actúan en los periodos de pleamar y bajamar, y cuya profundidad no excede de los 15 metros. Podrías ir nadando si te lo propusieras, cosa que es mejor no proponerse. Nadar resulta cansado. La isla puede ser vista con claridad desde Corralejo.

El nombre de la isla tiene su historia. Nos contó el guía de la excursión que su nombre se debe a que en el pasado habitaban en la isla focas monje o fraile del mediterráneo (conocidas también como lobos marinos). Todavía se ven. Aunque ahora están en peligro de extinción. Según cuentan, los pescadores eliminaron la especie ya que pensaban que su voracidad reducía los recursos marinos de la zona. No era para pensar otra cosa. Comen muchísimo. Cada uno de estos animales necesita entre 30 y 40 kilos de pescado al día. Se están realizando esfuerzos de reintroducción de los lobos marinos. No creo que los pescadores estén muy contentos.

Nosotros no vimos ningún lobo marino. Sólo vimos el de la estatua. En recuerdo a los animales que dieron el nombre a la Isla de Lobos, una estatua de focas monje da la bienvenida a todos aquellos que la visitan.

Nosotros pasamos el día andando. Sólo paramos para comer en un restaurante que hay en el islote. Después anduvimos por senderos de tierra. Mi marido quiso subir a lo alto de la montaña. Como estaba el día clarito vimos Lanzarote a lo lejos y las Dunas de Corralejo. Tienen el islote muy cuidado. El turismo aún no ha hecho estragos.

Las playas son tan vírgenes como el resto de la isla. Encontramos calas preciosas. Pero todo fue andar. Me sentí como la Eva del paraíso. Mis hijas estaban fascinadas con la gran cantidad de aves que volaban sobre nuestras cabezas. Hay muchos pajaritos en esta isla. También vimos palmeras. No muchas. Los árboles escasean.

Os recomiendo visitar Isla de Lobos. Es un paraíso canario poco conocido por los turistas del montón. Por eso, y por las limitaciones que ponen a la hora de visitarlo, se conserva tan virgen.
Fecha:15:50:20 12/08/21
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes