Los mercadillos navideños de Alsacia

Enviado por...
Scarlett2000
Últimas opiniones
Incidencias

Si hay algún problema, no dudes en decírnoslo:

Acerca de:Alsacia [Francia]
Ventajas:dichas
Desventajas:dichas
Alsacia en Francia es una región a visitar en estos días navideños. Nosotros estuvimos la semana pasada. Quería que las niñas disfrutaran la Navidad europea de los mercadillos navideños.

Fue una estancia de tres días que hubiera prolongado un mes. Donde menos estuvimos fue en Estrasburgo, la capital. Allí cogimos hotel. Íbamos a dormir y a nada más. El resto del tiempo lo pasábamos en nuestro coche alquilado recorriendo los maravillosos pueblos de Alsacia.

A mi hija mayor le llamaba la atención que la gente hablara tanto en alemán. Le explicamos que se debía a que Alsacia fue en el pasado territorio alemán. Alsacia tiene un pasado de conflictos bélicos a olvidar. Es mejor centrarse en el presente y disfrutar la Alsacia de hoy.

Mercadillos navideños tienen muchos. También encontramos algún mercadillo medieval. Los mercadillos medievales son como las ferias en Galicia. Los hacen de cuando en cuando, aunque no sean fechas navideñas.

En Alsacia, los mercadillos navideños se empiezan a montar a partir del día 26 de septiembre. A partir de esa fecha también se empiezan a decorar las fachadas de casas y edificios con motivos navideños. Las decoraciones están muy trabajadas. Había pueblos que parecían pueblos de un cuento de hadas.

No sé si aquí sería posible hacer lo mismo. No me imagino a mis vecinos adornando todas las fachadas. Da mucho trabajo. En Alsacia adornan las fachadas con muy buen gusto. Mi marido decía que se lo tomaban tan en serio para ganar los concursos de fachadas. Veías peluches colgados, trineos, Papás Noeles... Lo que no se ven es tantas luces como en ciudades españolas que presumen de luces en Navidad. Estoy pensando en Vigo y en Málaga.

Las luces de los puestos navideños se agradecen cuando empieza a oscurecer. En los pueblos de Alsacia a las cuatro y media de la tarde es noche. Aquello parece Invernalia. Te deprimes con tantas horas de noche. Los lugareños se animan bebiendo vino caliente. No os recomiendo el vino caliente. Emborracha un montón. Yo prefiero pasar frío.

Lo que os recomiendo es visitar los mercadillos navideños de Alsacia, en la ahora Francia. Eso sí, tienes que ir con la cartera bien llena de billetes. Es todo más caro. Los restaurantes tienen unos precios casi prohibitivos para una española trabajadora. Las tiendas de regalos se caracterizan también por unos precios más elevados. Aún así, siempre puedes comprar algo; aunque sólo sean unos pastelitos típicos.

No debes perderte sus puestos de dulces. Nosotros compramos sobre todo dulces. Las galletas estaban que te chupabas los dedos. Lo mismo puedo decir de los muñequitos de jengibre. En los mercadillos medievales de algunos pueblos hacían zumos de manzana exprimidos al momento.

Vimos muchos españoles por los mercadillos navideños. Españoles y franceses. Nos extrañó que no nos pidieran pasaporte covid en ningún sitio. Ni siquiera en el aeropuerto nos preguntaron si estábamos vacunados. De todos los pueblos que recorrimos, Colmar, la capital de vino, era la más concurrida. Colmar es la pequeña ciudad más turística de Alsacia.
Fecha:18:17:00 18/12/21
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes