Tiendas y turismo a la vez

Acerca de:Calle Alfonso I [Zaragoza]
Ventajas:Una de las más importantes
Desventajas:El top manta
¡¡Buenas a todos!!

Aprovechando la festividad del 15 de agosto que caía lunes, mi pareja y yo hemos aprovechado este fin de semana largo improvisado para escaparnos unos días a Zaragoza a despejar el cuerpo y la mente y pasar un fin de semana largo diferente. Entre otras muchas calles por las que callejeamos, ésta fue una de ellas y os voy a hablar de mi experiencia con la Calle de Alfonso I.

CARACTERÍSTICAS DE LA CALLE

La Calle de Alfonso I es, quizás, una de las calles más importantes que podemos encontrar en la ciudad de Zaragoza. Como acabo de decir, se encuentra en la propia capital aragonesa, en Zaragoza.

SU UBICACIÓN

La Calle de Alfonso I se encuentra en pleno centro de Zaragoza. Está justo en frente de la Basílica de Nuestra Señora del Pilar, de la zona llamada El Tubo y de otros atractivos turísticos a visitar por la ciudad.

MI EXPERIENCIA PERSONAL

Tengo que confesaros que ya han sido varias veces las que he estado en Zaragoza pero quizás ha sido más esta última vez cuando he callejeado, entrado y pateado esta calle de Zaragoza.

Os comentaré que es una de las más famosas y conocidas de la ciudad yo creo que debido a su ubicación y dónde se encuentra, ya que justo se ubica justo en frente de la Basílica del Pilar, el edificio más importante y representativo de toda la ciudad de Zaragoza y parte de Aragón.
Es una calle bastante larga y ancha y su ubicación como ya he comentado es excepcional ya que se encuentra en todo el centro de la ciudad aragonesa. Desde el inicio hasta el final de la misma, en la calle Coso, se encuentra repleta de tiendas a ambos lados de la misma.

También notamos ese día, que en las horas centrales cuando el calor más apretaba la calle estaba casi desierta pero a medida que se fue escondiendo el sol o el sol estaba más bajo, a eso de las 19:00 horas la calle era un auténtico hormiguero de gente de gente que iba hacia la Basílica y hacia el otro lado.
Recuerdo que la última vez que fuimos, había un día festivo, que era el lunes 15 de agosto y ese mismo día nos sorprendió que aun siendo festivo había alguna que otra tienda abierta.

Cuando cayó más el sol, casi casi era de noche, nos llamó la atención la presencia de mucha más gente, pero también de gente de color con el top manta. No había muchos pero sí los suficientes para que se les viera y en el lado de la Basílica, al principio de la calle. También había alguna que otra gitana con las ramitas de romero para ver a quién podían meter mano.
Desconozco si Zaragoza tiene algo de gentucilla pero por las horas que eran y la cantidad de gente que había, teníamos muy presente al menos nuestros objetos personales, por si acaso.

En definitiva, es una calle que me gustó. Me encantó su anchura y la comodidad de andar en las horas centrales, aunque el sol y el calor no perdonaban. Luego cuando se hizo más tarde era bastante difícil andar. Me gustó mucho la presencia de las tiendas, del ocio y juego que le dan a esta ciudad y sobre todo las calles laterales donde tienes en algunas la presencia de algún que otro bar bastante llamativo.
Os recomiendo su visita, por supuesto.

Un saludo a todos.
Fecha:10:23:06 11/04/18
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes