Una ruta de cuatro kilómetros que termina ante el hórreo de Foxo

Enviado por...
Scarlett2000
Últimas opiniones
Incidencias

Si hay algún problema, no dudes en decírnoslo:

Acerca de:Castro de Mirón [Arteixo]
Ventajas:dichas
Desventajas:dichas
El senderismo es uno de los deportes más baratos y más sanos que hay. Por eso lo practicamos tanto. La última ruta que hemos hecho es la Ruta del Castro de Mirón en Arteixo, La Coruña. Una ruta fácil que empieza en el Castro de Mirón y termina ante el hórreo de Foxo.

El paisaje tiene partes bonitas y partes menos bonitas. Lo que no falta en ninguna parte del recorrido es la tranquilidad. Para llegar a la ruta cogimos la autovía de Carballo y después de la salida de Arteixo y de la gasolinera, en plena vía de alta capacidad, tomamos la primera salida. Pagamos el peaje, nos desviamos a la izquierda y llegamos a una aldea que se llama Mirón. Al lado de esta aldea está el Castro de Mirón. Ahí empieza la ruta senderista.

Lo que más me costó fue la subida inicial. Son seiscientos metros para arriba. Cuando ya no podía más vino la bajada con sus 3.700 metros. Mis piernas la agradecieron. Mi marido no apuraba mucho. También se lo agradecí. Caminaba por la ancha pista de tierra con velocidad casi de tortuga. Le pesa la crisis de los cuarenta. Cuando faltaban unos 700 metros para terminar la caminata nos sorprendió el asfalto. No nos dejó un bosque de eucalipto predominante salpicado por algunos robles y una sola acacia que descubrió mi santo. Paramos delante de la acacia para sacarnos unas fotos para nuestras redes sociales.

Os recomiendo la ruta. Mi marido quiere volver a hacerla. Dice que es ideal para hacerla en bicicleta. Que no cuente conmigo. Pedalear me resulta muy cansado. Además, andando se disfruta mucho más del paisaje. Eché de menos a mis niñas. Las dejamos con mi suegra porque pensába que la ruta sería algo dura para ellas.

En el trayecto de la ruta encuentras un campo de golf. Está antes de llegar a una parte desde donde hay unas vistas bonitas. Cuando llegas a la granja se han ocultado las bonitas vistas con el arbolado. Sigues andando, te vas aproximando a la autovía, y ves el mar. Ten cuidado con los resbalones en esta bajada. Mi marido acabó con el trasero en el suelo. Menos mal que cayó en una parte de cemento. Se manchó menos que si hubiera caído en la senda de tierra. La ruta termina al llegar a las primeras casas de Foxo. Cuando llegas al final llevas cuatro kilómetros de caminata. Casi no notas el cansancio. Por eso me arrepiento de no haber llevado a mis hijas. Otra vez será. Sacaremos una foto de familia feliz ante el hórreo de Foxo. La foto que sacamos mi marido y yo ilusionó mucho a mis chiquillas. Es un hórreo de dos pisos que hay que ver para creer.
Fecha:18:04:56 23/05/21
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Votos:no disponible.
Categorías:Viajes